30 jun. 2013

Ángel Akike: “Estamos armando el barco y navegando a la vez”


Tras la presentación del intendente Darío Giustozzi como candidato a Diputado Nacional por el Frente Renovador, el Kirchnerismo de Almirante Brown atraviesa un proceso de reordenamiento. El concejal, que decidió permanecer en el espacio y busca su reelección, admitió las dificultades del sector. En diálogo con De Brown adelantó que en el ámbito del Concejo Deliberante están en búsqueda de definir nuevas autoridades para el bloque.

El Frente para la Victoria de Almirante Brown está inmerso en una profunda crisis tras el acuerdo que sellaron el intendente municipal, Darío Giustozzi, con su par de Tigre, Sergio Massa. Al definir con cierta premura sus candidatos para las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de Agosto, se dio inicio a una etapa de rearmado político e institucional del sector.
 
Al respecto, www.deBrown.com.ar dialogó con el concejal Ángel Akike, que tomó la decisión de permanecer en el FPV. Admitió la revuelta que atraviesa el sector que aún “no encuentra su norte”. “La verdad es la primera vez que estamos en una situación de estas características. Estamos armando el barco y navegando a la vez y se hace difícil”, disparó.
 
“Dentro del Honorable Concejo Deliberante (HCD) todavía no logramos llegar a un acuerdo de quiénes serán las nuevas autoridades del espacio”, informó el edil, – ya que quien era titular de la bancada, Eduardo Fabiani, es candidato a diputado nacional por el Frente Renovador-, pero aseguró que se encuentran “en esa dirección, a fin de definirlo”.
 
De todos modos, Akike aclaró que “el oficialismo no está dividido” y consideró que “en realidad quien dirige el Ejecutivo decidió pasar al Frente Renovador, es una decisión personal, y de quienes decidieron acompañarlo”. Fuentes legislativas indicaron que 17 de los 21 concejales oficialistas formarán en breve el bloque del Frente Renovador en el legislativo local.
 
“Yo nunca pertenecí a la línea del Intendente (Darío Giustozzi). Siempre estuve en el mismo lugar y voy a seguir como siempre en el Frente para la Victoria para seguir trabajando para fortalecer la figura de Cristina (Fernández) en lo territorial”, sostuvo quien ocupa el sexto lugar de la nómina de candidatos a concejales del FPV.
 
En cuanto a la expectativa electoral del espacio sin el peso ya de la figura del Jefe Comunal, Akike afirmó: “Entendemos que la mayoría de los votos que apuntalaba al Gobierno municipal tuvieron que ver con una lógica nacional, porque no existe un proyecto municipal sin un proyecto nacional. Así que entendemos que la compañera Cristina va a tener muchos votos”.

FUENTE: Noticias De Brown

22 jun. 2013

Un Frente que busca la Victoria


Ante los rumores, confirmados por el propio Darío Giustozzi en el plenario del Viernes pasado, de que podría pasar a las filas del Frente Renovador numerosos referentes kirchneristas del distrito se reunieron para anunciar que ellos presentarán lista en apoyo a la Presidenta.

Algo más de las trece de ayer comenzó la reunión en la que distintos referentes del kirchnerismo local se reunieron para expresar su respaldo al proyecto que encarna la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

En un clima que mezclaba la euforia de la convocatoria con la ansiedad de la acción a desarrollar, prácticamente todos los sectores de militancia k.

La movida de los sectores kirchenristas había comenzado el Lunes por la tarde cuando se realizó una reunión para analizar la situación política en el orden local ante las palabras de Darío Giustozzi en el Plenario realizado el fin de semana en la sede del Club Brown de Adrogué.

“Acordamos invitar al resto de los compañeros. A la Cámpora, Frente Transversal y Movimiento Evita que no estuvieron presentes, a una reunión con todos los que estamos defendiendo ésta bandera en el Sindicato de Guardavidas Sugara en Burzaco” fue el mensaje que emergió el Lunes por la noche.

Bajo la advocación de Néstor Kirchner se abrieron los discursos en la sede de Guardavidas, breves por cierto, pero todos haciendo hincapié en la necesidad de brindar un apoyo contundente al Gobierno Nacional y brindar a los vecinos brownianos la opción de apoyarlo.

“Levantando las banderas del FPV en el distrito de Almirante Brown, nos ponemos de pié para decir que defendemos ésta década ganada y vamos por más sin dar ni un paso atrás” fue el mensaje unificado de los presentes.

Nora Pereyra de Proyecto Nacional (Sergio Berni) , Daniela Bambill de Causa Peronista, Angel Akike del Frente Transversal Nacional y Popular,Laura Silvetti del Movimiento Evita, Julio Busteros de la CTA y el diputado Provincial MiguelFunes, completaron la lista de oradores llamando a trabajar y militar el territorio de Almirante Brown con unidad y sin mezquindades.

Uno de los aspectos llamativos de la reunión estuvo dado por las presencias de dirigentes que ocupan lugares en el Departamento Ejecutivo y en el ámbito legislativo local, como la Directora de Educación, Esperanza Córdoba; los concejales Ángel Akike, Mónica Britez y Laura Silvetti y los consejeros escolares Sandra Batkin y Martín Amezaga.

También estuvieron presentes dirigentes como Cecilia Cechine de SUTEBA, David Coronel y Fabio González del Evita, y Cacho Narváez de Pachamama.

Como mensaje final, se recibió el saludo del intendente lomense Martín Insurralde y se dejó conformado el espacio del Frente para la Victoria en el distrito.

FUENTE: Reporte Brown
 

16 jun. 2013

Eduardo Jozami: “Ciertos sectores le temen a la organización popular


Es director del Centro Cultural Haroldo Conti, que funciona en uno de los edificios de la ex ESMA. En esta entrevista balancea sus cinco años de gestión en el centro y se le anima a una revisión de los 10 años de gobierno kirchnerista. También, una mirada autocrítica.
 
Julio Cortázar, Walter Benjamin, Haroldo Conti y David Viñas conviven, de alguna manera, en un mismo lugar. Se trata de la oficina de Eduardo Jozami, director del Centro Cultural Haroldo Conti, que cumplió sus flamantes cinco años de vida. Ubicado en uno de los tantos edificios de la ex ESMA, el espacio es una de las trincheras que logran llevar vida allí donde funcionó el horror. Y Jozami, uno de los referentes de la intelectualidad contemporánea e integrante de Carta Abierta, no descarta volver de lleno a la actividad política en estas elecciones.


–¿Qué balance hace de estos cinco años?–El balance es bueno en dos sentidos. El primero es un avance en cuanto al conocimiento, a la reflexión, al debate sobre la memoria y la puesta en diálogo del discurso basado en los testimonios, con creación artística y literaria. En segundo lugar, hemos convocado a un público cada vez más amplio para el centro cultural, que ve esto como primer paso, como un puente para abordar todo lo que significa este predio. Y no es una banalización. Quien traspasa la puerta ya siente que está dentro de lo que fue la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), pero al mismo tiempo hay una política de Estado con los derechos humanos que intentamos se comprenda desde todos los sectores de la sociedad, incluso aquellos que seguramente están en contra de la dictadura, que no ven mal que se esté juzgando a los responsables, pero que no tienen el mismo nivel de interés ni de comprensión, ni de participación y conocimiento. Acá la apuesta a futuro es interpelar a este sector y a que las nuevas generaciones continúen esta política. Nosotros no podemos mantener en un “gueto” este recordatorio, tenemos que llegar a la sociedad argentina y para eso son estas actividades en el centro, tan variadas y convocantes.

–¿Y de los diez años de kirchnerismo? ¿Usted considera que es, en efecto, una década ganada?
–El saldo de la década es absolutamente positivo. En términos vulgares podríamos decir que “no hay con qué darle”. El saldo es importante, creo que hay políticas que le han dado una dimensión ética al Estado que era imprescindible, por ejemplo, la política de derechos humanos o la política exterior en este proceso de unidad sudamericana.

–¿Cree que hay lugares conquistados de los cuales no se puede volver?
–Hay cosas con las que puede ser muy difícil volver atrás. De cualquier manera, tenemos que lograr que eso sea imposible, que este proceso sea más sólido, más profundo. El kirchnerismo no es un proceso acabado y cuando decimos que queremos una década más, es para asegurar estas cosas.

–¿En qué cosas falta avanzar?
–En el área de transporte, por ejemplo, hemos tenido fracasos con serias consecuencias y hubo un rezago en la inversión. Enhorabuena, eso pareciera que se está remediando, aunque va a llevar un tiempo. Y hay que avanzar más en la organización política del kirchnerismo, para garantizar una década más.

–Usted menciona la organización política, ¿por qué cree que hay tanto ensañamiento en la estigmatización de la juventud, en la vuelta a la política?
–Es obvio que hay una reacción de crispación frente a la impresionante marcha que fue la fiesta del 25 de mayo. Creo que ciertos sectores le temen al empoderamiento del pueblo, a la organización popular del pueblo como control del proceso. Porque eso da más seguridad de que este proyecto se va a profundizar y va a seguir adelante. No nos olvidemos que los sectores más afectados por estas políticas y los grandes medios siempre esperan que en cada elección el Gobierno se caiga. Y ahora ven que no es así, que esto puede seguir. Y en cuanto a la participación de los jóvenes, se llegan a decir cosas ridículas, como que un joven va a cerrar un comercio en este proyecto de “mirar para cuidar”. En esto se esconde el miedo a la participación política de la juventud, porque ellos bien saben que con esta medida no se pone en riesgo el capitalismo en la Argentina.

–En ese sentido, ¿por qué cree que la oposición no puede marcar agenda?
–Por un lado, hay un discurso que es irracional, hay un cuestionamiento de ponerse afuera y decir “no me importa lo que hicieron, porque roban”. Otros dicen: “Qué me importa lo que hizo Néstor si ahora están llevando el país hacia un régimen autoritario”. Este discurso suena muy absurdo, porque estábamos acostumbrados a que esto se dijera cuando existían los militares, para dar el golpe. Es un discurso opositor que no es para convencer a la gente, es para crear una situación que exija una ruptura, una destitución. Es una oposición muy heterogénea y no resulta positivo que hayan tenido una política única frente al kirchnerismo, porque eso hace que solamente puedan coincidir en los aspectos más “denuncistas” de la política, pero no puedan proponer una alternativa común. Por otro lado, han diseñado una visión de la sociedad argentina que solamente existe en la imaginación de ellos, entonces uno termina creyéndose sus propios inventos. Si uno piensa que este es un régimen autoritario, que estamos en vísperas de una dictadura, que la reforma judicial es un paso para legalizar que los gobiernos puedan robar lo que quieran y que la Justicia no va a intervenir, toda esa ficción se puede respaldar con un aparato de medios, pero no puede constituir una apelación razonable a la población.

–¿Qué lugar ocupa Carta Abierta dentro de este proceso?
–Es un lugar interesante que tiene mucha significación. Lo veo con la repercusión que tienen las cartas, con la convocatoria que tenemos en los medios. Es un fenómeno interesante porque hace más de cinco años que existe y mantiene cada quince días la presencia de varios centenares de personas que discuten, se escuchan.

–¿Le gustaría tener otro rol en la arena política?
–A mí este trabajo me encanta y me he pasado toda la vida con dos patas, una en la política y otra en la universidad, o en espacios que tienen que ver con la cultura. Pero este es un momento muy político en la Argentina, siento ganas de participar más activamente pero eso en ultima instancia depende más de uno que de los cargos.

–Entonces ¿no descartaría ser candidato?
–No descartaría nada que tuviera que ocurrir.
 
 
 
 

10 jun. 2013

II Encuentro de Televisoras Públicas de América Latina

Expresó Ramonet: “Los medios quieren sustituir a los partidos
para defender los intereses de la oligarquía”
 
El periodista español y experto en comunicación consideró que “en América Latina, los medios masivos de comunicación quieren sustituir a los partidos políticos y asumir ese lugar para seguir defendiendo los intereses de la oligarquía”.
 
En el cierre de la primera jornada del II Encuentro de Televisoras Públicas de América Latina, Ignacio Ramonet explicó que “la oligarquía, las familias poderosas, son también los dueños históricos de los medios y por eso defienden el poder político y económico”.
El catedrático de Teoría de la Comunicación en la Universidad Denis-Diderot (París) opinó que “ante la intención de gobiernos progresistas de esta región de romper el dominio monopólico de los grupos mediáticos y lograr un mayor equilibrio, los empresarios de estos medios hacen una defensa planteada en los mismos términos que lo hicieron en oposición a la reforma agraria en el siglo XX”.

En ese sentido, aseveró que “ha quedado demostrado con el derrocamiento del ex presidente venezolano Hugo Chávez en 2002 que plantear políticas que apunten a una mayor distribución de la riqueza para lograr una sociedad más justa y un equilibrio de los medios de comunicación es exponerse a un golpe de Estado”.
“Los intentos de derrocamiento de estos gobiernos son producto de que estos gobiernos intentan modificar ese esquema de medios concentrados y los latifundistas mediáticos se enojan porque ellos creen que los medios son el arma para defender otros intereses de su propia clase social”, fustigó en la conferencia realizada en el Hotel Panamericano de la ciudad de Buenos Aires.

En referencia a la conformación de los grupos multimediáticos en América Latina, Ramonet aseguró que el Grupo Clarín y la red O`Globo “copiaron a la Fox de Estados Unidos, que ha sido el modelo a imitar por los medios golpistas, de combate por sus propios intereses”.
En cambio, afirmó que “TeleSur -televisión estatal de Venezuela- es un proyecto de liberación mediática que es un símbolo del resto de la TV y radio públicas de los países de América Latina”.
Asimismo, manifestó que “configurar un espacio de comunicación pública es un acto de liberación, porque junto a las reglamentaciones, sirven para cambiar el status quo dominado por las empresas privadas que apropiaron desde sus orígenes de la identidad cultural y de la información”.

“Sin dudas, los medios masivos de comunicación sirven para dar la batalla cultural y salir de esa dependencia con el mal llamado primer mundo”, agregó Ramonet, quien manifestó que “el Estado tiene un papel fundamental para salir del esquema dominante de las empresas privadas monopólicas”.

Sobre la relación entre el rating y los medios públicos, el experto en comunicación sostuvo que “un canal público no debe conformarse con solo un buen producto y tiene que ganar las grandes audiencias”.
 
FUENTE: Telam